Jueves 2 de septiembre de 2004

MARCHA EN BUENOS AIRES EL VIERNES 3

Libertad a todos los presos politicos. Basta de represión

Desde hace tiempo venimos denunciando que el discurso del gobierno de no criminalizar la protesta era una gran hipocresía: los 15 presos políticos de la Legislatura y la detención del dirigente del MIJD, Raúl Castells, eran prueba suficiente de esto. El martes 31 en Plaza de Mayo, también quedó desenmascarada otra gran mentira del gobierno. A pesar de lo que intentaron mostrar los medios como un accionar medido, fue todo lo contrario, una brutal represión con decenas de heridos de bala de goma, mujeres con fracturas en las piernas y la gran brutalidad de gasear dentro de los túneles de los subterráneos donde lejos de las cámaras de TV, los detenidos denunciaron que fueron golpeados y "fusilados" a quemarropa con balas de goma.