Miércoles 16 de enero de 2008

Despidos en Casino, Mafissa, Dana y Fresenius

Basta de despidos y represion contra los Trabajadores

El Centro de Profesionales por los Derechos Humanos (CeProDH), una vez más y como lo viene haciendo a lo largo de estos 10 años de existencia, se encuentra al servicio de la clase trabajadora participando activamente en los principales conflictos gremiales del país.
El Centro de Profesionales por los Derechos Humanos (CeProDH), una vez más y como lo viene haciendo a lo largo de estos 10 años de existencia, se encuentra al servicio de la clase trabajadora participando activamente en los principales conflictos gremiales del país. La situación muestra que en los últimos dos meses, solamente cuatro empresas (Casino de Buenos Aires, Mafissa, Fresenius Medical Care y DANA SPICER Ejes Pesados S.A) han despedido a más de 380 trabajadores/as, suspendiendo además a unos 80 trabajadores/as más, aduciendo reestructuraciones económicas o despidiendo directamente sin causa a los fines de eliminar todo atisbo de activismo. Pero además no contentas con ello han atacado directamente a delegados, intentando juicios de desafuero contra ellos, iniciando causas penales contra los trabajadores (como el caso del casino), o anunciando más despidos como el caso de Mafisa una de las principales empresas textiles del país, ubicada en el Partido de La Plata. Y en el marco de esta situación, el Estado a través del Ministerio de Trabajo y la justicia, no solo hace la “vista gorda” ante la prepotencia patronal y sus ataques, sino que apaña directamente el accionar de los empresarios, emitiendo resoluciones y/o fallos en contra de los derechos esenciales de los trabajadores. A ello, se debe agregar que el Estado coloca todos los recursos represivos (dígase Prefectura Naval Argentina, Gendarmería Nacional, Policía Federal, Provinciales) al servicio de los empresario, como lo demuestra la represión sufrida por los trabajadores del Casino en manos de la Prefectura Naval Argentina de la cual era miembro en los años de la dictadura el represor Febres, o la requisa sufrida por los Trabajadores de Dana y Fresenius por medio de la Policía Bonaerense que buscaba carpas para sacárselas y así evitar el acampe en la Plaza de Mayo que en asamblea habían decidido los trabajadores/as, para luego escoltarlos hasta Capital Federal como si se trataran de delincuentes. Las direcciones sindicales, ayudan a agravar este cuadro de situación que sufren los trabajadores/as despedidos, enviando directamente a matones para golpear a los trabajadores/as y así quebrar su espíritu de lucha, como en su momento fueron golpeados los trabajadores del Casino por las patotas del SOMU, o incluso poniéndose a favor de las medidas adoptadas por las empresas de despedir y, a la vez, repudiando las medidas que se adoptan mediante las asambleas de trabajadores. Y si de patotas de matones se trata, el pasado 14 de enero los trabajadores de DANA SPICER Ejes Pesados S.A. sufrieron un brutal ataque de parte de un grupo de matones de más de 60 personas, que además de golpear con palos y atacar con cuchillos a los trabajadores despedidos, destruyeron el lugar mediante la quema de automóviles y se robaron todas las pertenencias de quienes vienen llevando adelante medidas de lucha en la puerta de la fábrica. A pesar de la voluntad empresarial, la complicidad del Estado, la represión de las fuerzas de seguridad al servicio de los patrones, y las “patotas” que envían las distintas burocracias sindicales, los trabajadores continúan con sus reclamos de reincorporación inmediata de todos los despedidos, recibiendo el apoyo de sus compañeros que no han sido despedidos, coordinando las luchas y plasmándola en reclamos y hechos concretos como lo fue la marcha del 9 de enero, llamada por el Plenario de delegados, comisiones internas y agrupaciones antiburocráticas e independientes que se reunió el pasado 3 de enero (convocada por el cuerpo de delegados del Casino), en la sede de la CTA Capital Lo que fue un primer encuentro de las organizaciones de trabajadores que hoy están encabezando las principales luchas. Estuvieron, presentes las obreras de Fresenius, los delegados del Subte, los textiles de Mafissa, los ceramistas neuquinos de Zanon, la junta interna de ATE-INDEC, delegados y activistas en lucha contra los despidos de Macri, dirigentes de ATE y CTA, delegados de los hospitales Francés, Británico y Garrahan, de los telefónicos de Foetra, docentes del Suteba Gral. Sarmiento, docentes universitarios de la AGD-UBA, delegados bancarios del Nación y del Provincia, ferroviarios de TBA Mitre y Sarmiento, y del Roca, de la UTA Línea 60, aeronáuticos de LAN y Aerolíneas, de las comisiones internas de la industria como Pepsico, TVB Jabón Federal, del Astillero Río Santiago, de Siderar, de Simeca, de Editorial Perfil, y de gráficos como Morvillo y Donneley (ex Atlántida), entre muchos otros. Desde el CeProDH, participamos activamente en los principales conflictos actuales, como Casino, Mafissa, Dana y Frenesius, entre otros, asesorando legalmente a los trabajadores, realizando las denuncias y presentaciones pertinentes para acompañar y apoyar las luchas por la reincorporación de todos los despedidos, denunciando las represiones y agresiones sufridas por los trabajadores y llamando a la solidaridad a delegados, activistas y organizaciones sindicales, organizaciones sociales, estudiantiles y de DD.HH, diputados, artistas, etc., a traves de solicitadas que difundimos constantemente exigiendo: LA INMEDIATA REINCORPORACION DE TODOS LOS DESPEDIDOS Y EL RETIRO DE TODA FUERZA REPRESIVA DEL LUGAR DE TRABAJO. BASTA DE DESPIDOS Y REPRESION!