Miércoles 11 de julio de 2007

LAS CAUSAS NO SE DESGUASAN

Importante Fallo: Las causas no se desguasan

El día viernes 8 de junio, la Sala I de la Cámara Nacional de Casación hizo lugar al planteo efectuado por algunas de las organizaciones integrantes de Justicia Ya! La Plata (AEDD, LADH, Fidela, Asociación Anahí, entre otros) más querellantes particulares y ordenó que la causa en la que se investigan los crímenes cometidos en el centro clandestino de detención conocido como "Pozo de Banfield" debe tramitar en La Plata en el marco del "Circuito Camps".
El viernes 8 de junio, la Sala I de la Cámara Nacional de Casación hizo lugar al planteo efectuado por algunas de las organizaciones integrantes de Justicia Ya! La Plata (AEDD, LADH, Fidela, Asociación Anahí, entre otros) más querellantes particulares y ordenó que la causa en la que se investigan los crímenes cometidos en el centro clandestino de detención conocido como "Pozo de Banfield" debe tramitar en La Plata en el marco del "Circuito Camps". El juez Arnaldo Corazza a cargo del Juzgado Federal Nº 3 de La Plata, fue quien decidió primero desglosar de la Causa Camps los hechos ocurridos en el Pozo de Banfield para formar un nuevo expediente y luego, declararse incompetente a favor de los tribunales de Lomas de Zamora. Los querellantes apelaron la resolución fundamentando que desmembrar una causa contra los mismos genocidas por delitos cometidos contra las mismas víctimas en distintos juzgados, significa más impunidad. Aunque la Sala I de Cámara Federal de La Plata, presidida por el juez Durán, dio la razón al juez Corazza, la Cámara de Casación revirtió ese fallo sosteniendo que "… los sucesos delictivos acaecidos en el llamado Pozo de Banfield, serían sólo una fracción de todo este conjunto de violaciones sistemáticas de derechos humanos ocurridas en el denominado circuito Camps, circunstancia que implicaría la conexidad objetiva y subjetiva de estas actuaciones con las tramitadas en el Juzgado Federal de La Plata" y que "en virtud de las garantías y principios constitucionales que resguardan el debido proceso legal y el juez natural de la causa al que le corresponde la investigación de los hechos denunciados en esta incidencia, resulta conveniente la asignación de la competencia a la justicia federal de la ciudad de La Plata, independientemente del lugar en donde se haya encontrado el centro clandestino de detención, dado que estos sitios solo corresponderían a una fracción del conjunto de presuntas comisiones de delitos de lesa humanidad ocurridos en la totalidad del llamado Circuito Camps". Hemos conseguido este fallo a fuerza de constancia en la lucha y claridad en los objetivos y a pesar de quienes sostenían que el trámite demoraría más aún la causa, que debíamos bajar los brazos y aceptar duplicar esfuerzos. No queremos causas desmembradas por víctima, no queremos circuitos represivos investigados por varios jueces, no queremos juicios orales contra pocos represores por un número ínfimo de víctimas, no queremos que se niegue el genocidio tratándolo como delitos aislados entre sí. ¡Queremos cárcel común y perpetua para todos los genocidas y condena por todos los compañeros!