Lunes 8 de noviembre de 2004

El Sol de Quilmes, por Christian Granados y Guillermo Troncoso

Deciden el futuro del policía Salmo, acusado por el caso Carla Lacorte

Sólo falta la decisión de los jueces que integran el Tribunal en lo Criminal Nº 3 del Departamento Judicial Quilmes. Si bien para los magistrados será un fallo más de los tantos que hacen por años, el miércoles a la tarde no será una jornada más en los Tribunales Penales de Hipólito Yrigoyen y Videla cuando se conocerá si el joven policía José Ignacio Salmo es "culpable" de haber dejado paralítica a Carla Lacorte el 1 de junio de 2001 cuando disparó su arma reglamentaria para intentar detener a un grupo de delincuentes que minutos antes habían robado la casa de comidas rápidas de Mitre y Brandsen o es "inocente" como lo dijo el propio imputado y su abogado actuó conforme a la ley y la lesión de la chica fue resultado de una tragedia. A partir de las 16 del miércoles el prosecretario del Oral 3 de Quilmes, el doctor Carlos Villamarín, comenzará a leer la determinación de los jueces Alicia Anache, Armando Topalian y Luis Gil Juliani. El oficial ayudante Salmo podría ser condenado a una pena de prisión efectiva, si los magistrados comparten el criterio del fiscal que actuó con "dolo eventual" -se representó que con su accionar podía ocasionar un daño y sin embargo continuó actuando- por lo que pidió 5 años o una sanción excarcelable por entender que se trató de un hecho sin intención, es decir lesiones culposas. También lo pueden absolver de culpa y cargo. La situación del imputado Garro Los doctores Alejandro Bavasso y Pablo Comito coincidieron con sus pares de la defensa al solicitar la absolución para el restante de los imputados, Pablo Garro, el joven que resultó herido en inmediaciones de Mitre y Brandsen y que está acusado de haber estado con los otros procesados. Primero hizo uso de la palabra el abogado Comito que señaló que "Garro es inocente y estuvo en el lugar equivocado en el momento equivocado, nunca fue advertido con la voz de "alto policía" y escapó al escuchar una incesante ráfaga de disparos. Fue víctima de una cacería humana y no podemos dejar pasar que estamos ante un accionar irresponsable de los policías, esto es lo que no se debe desvirtuar bajo ningún concepto". "...Nuestro cliente fue engañado y llevado al Mc Donald's cuando de repente quedó en medio de una lluvia de tiros. También consideramos que se debe evaluar la colaboración que prestó en todo momento, como en la reconstrucción de los hechos", manifestó Comito. Momentos después siguió con el alegato el doctor Alejandro Bavasso que hizo hincapié en el accionar policial: "Garro fue vulnerado en sus derechos, es más cuando estaba herido y se había arrojado del rodado los propios dichos de Lacorte dieron cuenta del trato violento de los policías que actuaron esa noche. También tenemos que marcar los errores que se han dado en la instrucción donde bajo los efectos de drogas e internado se sometió a nuestro cliente a una indagatoria y no se respetó el estado en el que se encontraba". El fiscal Gutiérrez pidió cinco años para Salmo Para el fiscal José María Gutiérrez el joven oficial de la Bonaerense José Ignacio Salmo actuó con lo que técnicamente se conoce como "dolo eventual", es decir se representó que con su accionar podía ocasionar un daño y sin embargo continuó actuando, por lo que pidió que sea condenado a 5 años de prisión. Si los jueces no comparten el criterio principal de la acusación, en subsidio solicitó la sanción de 2 años de prisión -excarcelable- y 4 años de inhabilitación para portar armas por el delito de lesiones culposas, o sea sin intención. El doctor Gutiérrez alegó durante una hora ante los jueces del Oral 3 donde recordó al detalle las pruebas que entendió reunir no sólo por la responsabilidad de Salmo sino también para acusar a los otros imputados por varios delitos. El fiscal hizo hincapié en varias partes de su alocución en que no duda que haya existido un enfrentamiento armado entre los ladrones de Mc Donald's contra el policía Salmo y sus otros dos camaradas de la Bonaerense pero sentenció que "el enfrentamiento armado fue totalmente innecesario" recordando que una vez que los delincuentes que salían corriendo con las cajas registradoras en sus manos escucharon el "alto policía" soltaron los elementos sustraídos por lo que recalcó que no debieron responder el fuego debido a que estaban en una zona transitada y con gente caminando por las calles como fue el caso de la joven Lacorte. "Entiendo que Salmo por su accionar y en lugar donde lo estaba haciendo contó con la representación que podía dañar o producir un daño a alguien, sin embargo siguió adelante...", fundamentó el fiscal Gutiérrez su acusación con "dolo eventual". Y agregó "no debió haber actuado ante la situación de riesgo por la gente que estaba en el lugar...". El doctor Gutiérrez, quien recordó otros fallos donde se concedió el dolo eventual y artículos de normas sobre cómo debe actuar un policía ante una situación extrema, recalcó: "Salmo utilizó su arma sin haber tomado los recaudos que se necesitaban. Además todo funcionario público debe mantener siempre el dominio de su arma...". Si bien de alguna manera el hecho principal del extenso debate oral fue la responsabilidad que le cupo al oficial Salmo por la grave lesión que padece Lacorte, el fiscal Gutiérrez también alegó y pidió sanciones para los imputados Pablo Garro, Juan Medrano y Gabriel Herrera. El representante del Ministerio Público Fiscal pidió para Garro 10 años de prisión por entender que es responsable de los robos de autos, de McDonald's, de portación de arma de guerra y resistencia a la autoridad, entre otros. A Medrano y Herrera además los inculpó por la privación ilegítima de la libertad que padeció una docente y su beba de meses durante casi 7 horas tras el asalto a la casa de comidas rápidas de Quilmes Centro por lo que solicitó 15 años de prisión para ambos. Los representantes de la joven creen que hubo tentativa de homicidio Los representantes de Carla Lacorte, los profesionales María Bassi y Rubén Tripi fueron contundentes al exponer ante el Tribunal y pidieron una pena de 12 años de prisión para Salmo por tentativa de homicidio por los trágicos hechos del 1º de junio de 2001 donde Lacorte quedó paralítica. Además los letrados del Centro de Profesionales por los Derechos Humanos solicitaron el procesamiento por falso testimonio de los uniformados que estaban junto a Salmo, el inspector Jorge Ismael Pagano y el ayudante Maximiliano Gastón Ferraris. "No tenemos ninguna duda que estamos ante una acción irresponsable por parte de uno de los integrantes de la policía, Salmo le disparó a alguien que estaba de espaldas, indefenso cuando él tenía en claro el riesgo al que exponía a los ciudadanos que circulaban por allí", remarcó en primer término la doctora Bassi. Más adelante señaló que "no aceptaremos la teoría del rebote, más allá que esté dada por los peritos oficiales, no vamos a comprar esa hipótesis. Existen en esa pericia múltiples contradicciones que le hacen perder objetividad y credibilidad. Queremos como particulares damnificados una sanción ejemplificadora, no es posible dejar en estado de impunidad estos sucesos que no sólo le pasaron a Lacorte sino a muchos ciudadanos". Momentos después Rubén Tripi dijo "estamos en presencia de un nuevo caso de gatillo fácil o también llamado violencia institucional. Señores jueces vuelvo a solicitarles que se condene a José Ignacio Salmo a la pena de 12 años de prisión por el delito de tentativa de homicidio y el procesamiento de sus compañeros ya que sus dichos ante el Tribunal han sido insostenibles". "La bala no pegó contra nada, rebotó en mi hueso" Una mezcla de impotencia y dolor reflejaba el rostro adusto de Carla Lacorte, una vez finalizada la última jornada del juicio tras escuchar las últimas palabras de José Salmo, el autor del disparo que la dejó paralítica hace más de tres años. Junto a su esposo, Carlos Torres Musante, la joven no encontraba consuelo. "Actué conforme a derecho, como me instruyeron en la Escuela de Policía", fueron las palabras de Salmo que generaron el malestar de Lacorte y sus allegados, inclusive de los doctores María Bassi y Rubén Tripi, que no ocultaron su enojo. -¿Qué sensaciones tenés luego de la finalización del debate? Son encontradas, no dejaron venir a nuestro perito de parte para expresar los resultados de unos estudios que son distintos a los de la pericia oficial. Pedimos un cuarto intermedio hasta el martes y fue denegado; esa pericia dice que la bala no pegó contra nada, sí rebotó contra algo duro que era mi hueso; nuestro perito lo afirma y los oficiales ahora en la ampliación dicen otra cosa. Pero es parte de todo lo que ha pasado hasta el momento, sin reconstrucción de los hechos, ni pericia planimétrica. Para el defensor, el policía actuó en cumplimiento de su deber "Mi asistido no cometió ningún ilícito, José Ignacio Salmo tuvo una respuesta legítima como la que deben tener los funcionarios policiales ante un peligro inminente. Su comportamiento fue en forma justificada y en cumplimiento de su deber", fueron las primeras palabras que expresó el defensor particular del acusado de dejar paralítica a Carla Lacorte, el doctor Marcelo Peña, que luego pidió por la libre absolución. El profesional agregó ante los magistrados que "ellos (en relación a Salmo y sus compañeros) actuaron en cumplimiento del deber, para preservar la vida de terceros y buscar disuadir la actitud de los ladrones". Vida o muerte Peña citó en su alegato los dichos de algunos testigos que afirmaron: "se respondió ante una agresión luego de dar la voz de alto policía como lo recordó el vigilador del Mc Donald's, ¿qué opción tenían?, era la vida de ellos o la de los delincuentes. Tuvieron que repeler una agresión en cumplimiento de su deber. Salmo obró en consecuencia en legítima defensa y siempre preservó la vida de terceros. Descarto que le endilguen a mi ahijado procesal imprudencia o impericia, él actuó porque era la ley". "A través de todo el curso del debate no se han acreditado elementos que puedan llegar a comprobar algún acto delictuoso por parte de Salmo, las pericias fueron claras con relación a una segunda trayectoria del proyectil tras un rebote, lo que desliga de responsabilidad a mi asistido. El balance es positivo y el Tribunal ha mantenido una total objetividad, más allá de las peticiones inoportunas que algunas de las partes han realizado a lo largo del proceso. Confío plenamente en un veredicto absolutorio para mi asistido". Soler pidió la absolución o una pena mínima por tentativa de robo El defensor oficial Manuel Soler pidió la absolución o una pena mínima por tentativa de robo para Daniel Alejandro Herrera y Juan Medrano, acusados de participar del ilícito al Mc Donald's de Brandsen y Mitre y tomar rehenes a una vecina quilmeña junto a su hija de trece meses por casi siete horas antes de entregarse ante las autoridades policiales. Además están procesados por el robo a un rodado ocurrido meses antes de los hechos del 1 de junio, por lo que el letrado también pidió la absolución. En primer término, Soler indicó que "con relación a la sustracción del rodado que se pretende endilgar a mis ahijados procesales existe una total ajenidad de ellos y no se ha probado a lo largo del proceso si han tenido algún tipo de vinculación". Luego se refirió al robo al Mc Donald's y dijo: "se recuperó todo de inmediato como lo confirmó la encargada del local en este juicio. Con relación a la privación de la libertad la testigo expresó que el comportamiento fue correcto de los jóvenes, que la trataron bien durante esas horas y que ella en realidad tenía temor ante el accionar de las fuerzas policiales, es más ella orientaba a los jóvenes que nunca quisieron hacer ningún daño a esa mujer, por lo tanto la privación no existió". "En consecuencia pido la absolución para ellos o el mínimo de escala penal que marca el Código por el delito de robo en grado de tentativa calificado por el uso de armas".