Jueves 28 de octubre de 2004

Buenos Aires, 19 de Octubre de 2004

Se recusó al Tribunal y se suspendió el juicio al policía Salmo, que dejó en sillas de ruedas a Carla Lacorte la

{{"ME QUITARON LAS PIERNAS PERO NO MI DIGNIDAD"}} En la segunda jornada del juicio oral en el Tribunal Oral N° 3 de Quilmes, {{declaró Carla Lacorte}}, víctima de gatillo fácil e insistió ante los jueces que se amplié la acusación y se juzgue al policía que le disparó por la espalda dejándola hemipléjica, por "tentativa de homicidio en concurso ideal con lesiones gravísimas", contra la resolución del día de ayer en que el Tribunal adelantó que Salmo solo podía ser juzgado por "lesiones culposas". Fue una tensa jornada. Ante la decisión del TOC 3 de mantener la carátula de impunidad, Carla se retiró de la sala repleta de familiares de otros casos de gatillo fácil como la señora Rosa Bru, diputados de la Nación y representantes de organismos de derechos humanos. Al mismo tiempo, el Tribunal desalojó a la madre de Carla Lacorte de la Sala y llenó el recinto de policías. Los abogados de Lacorte, integrantes del CeProDH, {{recusamos al Tribunal}} por prejuzgamiento, por lo cual {{se suspendió el debate hasta el 28 de Octubre}}. Antes de que se retomen las audiencias, la Cámara deberá resolver si siguen interviniendo estos mismos jueces. En una emotiva declaración, Lacorte refirió que no piensa "ser cómplice de un proceso donde se legitima la impunidad del oficial Salmo" e increpó a los jueces al borde de las lágrimas: "me quitaron las piernas pero no la dignidad".