Lunes 27 de noviembre de 2000

Alegato de Raúl Castells -Noviembre 2000-

El 27 de noviembre de 2000 se inició el Juicio contra el dirigente del Movimiento de Jubilados y Pensionados, Raúl Castells; un juicio de características históricas para todos los trabajadores y luchadores del país. Presentamos a continuación su declaración indagatoria.
Es la primera vez que voy a poder declarar en 675 días. Les pido, por razones que les voy a explicar, que no me hagan sentar, porque ese banco es para gente que merece ser acusada. En 675 días es la primera vez que me dejan declarar, es absolutamente mentira lo que dice la fiscalía, el primer día que me tomaron como rehén. Le voy a hacer una aclaración, por ahí no somos precisos en el lenguaje y algunas cosas porque no hemos podido ir a la universidad, nosotros aprendimos de los obreros, de los campesinos y de los compañeros revolucionarios. Segunda cuestión, me han dicho que es mejor congraciase con ustedes, que era útil que viniera de traje, con el pelo engominado y tratara de tener la actitud más condescendiente posible. Yo no lo voy a hacer, uso la misma ropa que uso con mis compañeros y los que voy a decir no es ningún agravio personal con ustedes como individuos, lo mismo para la fiscalía, etc. etc., sino puntualmente para el rol que ustedes cumplen en defensa de este sistema social. El 29 de enero del 99 cuando ustedes nos hicieron tomar de rehenes por nuestra oposición política al gobierno de Menem, tres horas después de ello y después de tenerme en las celdas que están en el sótano de este edificio, donde parecíamos un trofeo de guerra, donde venía gente a mirarnos, encerrado ahí, una señorita nos vino a hacer una discusión sobre si éramos presos políticos o si éramos delincuentes comunes. Eso fue tres horas después de habernos detenido, y entonces en esa discusión donde nosotros hemos delimitado lo que hacemos y de verdad nos sentimos orgullosos, la discusión giraba sobre si yo estaba loco o no. Esa señorita era, después me vengo a enterar, la fiscal. Y entonces se retiran de ahí, después de decirme que yo estaba loco y además anunciándome que seguramente me iba a terminar suicidando, terminan yendo a la fiscalía y entonces hacen una acta donde dice que cumplieron la declaración indagatoria con las abogadas defensoras sin que haya estado el indagado, yo no sé de derecho, pero no se puede hacer un entierro sin que haya un muerto, acá ¿cómo hicieron declaración indagatoria si no estaba yo? Si hubieran sido alumnos de derecho y ustedes son los profesores, ustedes ¿le dan el título a alguien que toma la declaración indagatoria sin que estuviera el indagado? Esto solamente lo ha hecho la dictadura militar y este tribunal avaló que eso fue el requisito del artículo 308. En ausencia mía se hizo una declaración indagatoria que ustedes avalaron, permitieron y aceptaron. Dijeron que eso no es de nulidad. Acá hay una cantidad importante de abogados, hombres de derecho con mucho prestigio. Lo que ustedes han hecho solamente lo han hecho las dictaduras militares: hacer que se cumpliera una declaración indagatoria sin siquiera permitirme haber estado, es mentira lo que dice el fiscal que yo me negué a declarar, directamente no estuve. Pero ustedes aceptaron que eso se ajusta derecho. Como esto es una barbaridad que hasta el más bruto sabe que es imposible que se pueda hacer una cosa así, lo que hicieron, seguramente alguien dijo es demasiada barbaridad que se tome declaración indagatoria en ausencia del indagado, y entonces siete días después la fiscal dice para evitar futuros pedidos de nulidad por parte de la defensa vamos a hacer de nuevo la declaración indagatoria en los términos del 308, pero no dice vamos a hacer la ampliación de esa indagatoria, sino nuevamente cita siete días después en los términos del 308, es decir que acepta que lo otro fue absolutamente arbitrario e injusto a pesar de que ustedes avalaron ese mecanismo absolutamente antijurídico e ilegal. Y entonces, nos traen de la celda donde nos tenían en la comisaría de Lanús, y nos traen atados, nos llevan de nuevo al sótano y nos tienen con las manos esposadas, nos metieron en una celda toda mugrienta como son actualmente aquí todas las cárceles, con las esposas en la espalda. Estaba todo orinado y mugriento porque había habido actividad durante todo el día y entonces viene el señor con un escritorio, una máquina de escribir y cinco o seis personas, entonces yo estaba recostado sobre un banco de cemento, me empieza a decir, “Usted tiene estos derechos, esto que el otro”, y yo estaba esposado, en una celda, en un país donde a cualquier asesino, delincuente, violador ustedes le permiten que por lo menos pueda sentarse en una silla y decir lo que se le ocurra y ustedes lo aceptan y a mí, exclusivamente porque soy un hombre opositor a este gobierno, en la celda de estos sótanos ustedes hicieron esa parodia y ese señor me decía que ahí estaban en vigencia todos mis derechos. Obviamente en esas condiciones de ultraje y humillación no acepté que eso fuera la declaración indagatoria. Yo reclamaba los derechos constitucionales que me corresponden, de tener el mismo trato que puede tener cualquier asesino, cualquier violador y ustedes sí se lo brindan a ellos y a mí no me lo brindaron. Por eso realmente por segunda vez este tribunal avaló semejantes tropelías, y recién 675 días después no vengo a hacer uso del art. 317 de ampliación de una indagatoria, sino por primera vez después de dos años que me tienen de rehén, por primera vez puedo declarar en esta causa. Entonces viene la otra cuestión, yo obviamente no sé nada de derecho, es más no creo en lo que se llama la Justicia de este país. Realmente como parte de este pueblo no quiero ser grosero, pero no habla muy bien nuestro pueblo de lo que en este país se conoce como Justicia. Entonces me pongo a ver por qué me llevaban preso. Entonces encontré un artículo, el 168 que Uds. me imputan a mí, que “será reprimido con reclusión o prisión el que a través de intimidación o simulando ser autoridad pública o por falsas ordenes presione a otro para que le entregue o cosas o bienes o documentos”. Y entonces, esto es absolutamente una farsa, un inmenso circo que se ha montado. Porque ¿a quién le van hacer creer Uds. que 300 jubilados, 300 desocupados, en su gran mayoría todas mujeres, en su gran mayoría toda gente de edad intimaron a Wal Mart y lo conminaron a entregar alimentos. Si nosotros, Uds. calculen, yo que soy socialista imagínense que lo que menos voy a hacer es simular ser autoridad pública. Se imaginan que si los compañeros me ven uniformado de policía o de juez, imagínese lo que van a pensar de mí, así que hay que descartar que de “autoridad pública” no hicimos. Tampoco fuimos con ninguna orden de autoridad pública falsa. Lo único que puede haber quedado es la “intimidación”. Ahora, ahí estaba la policía de la provincia de Buenos Aires, estaba el aparato armado de seguridad de Wal Mart, estaba el fiscal y una empresa que factura 166 mil millones de dólares anuales, más de lo que es la deuda externa de este país, una empresa que tiene 910 mil empleados, una empresa que es la tercer fortuna mundial. Uds. le quieren hacer creer a 40 millones de argentinos que 300 jubilados, gente de 60, 70 y 80 años los asustaron de tal manera, intimidaron a Wal Mart y los obligaron a entregar los alimentos. No existió jamás intimidación. Solamente, lo que hubo fue una petición de las habituales -más de 10 veces Wal Mart entregó alimentos-. Tienen acá a diez cuadras el lugar donde se almacenan alimentos. ¿Y saben lo que hacían? Venían con lo que se llamaba “servicio a la comunidad”, entonces traían a los empleados que están en esa área social de Wal Mart y lo que querían era entregar las cosas y sacar fotos. Entonces querían que yo recibiera las cosas, y yo decía: “no, estos lo van a publicar en su revista en todos lados”. Se imaginan salir en una revista de Wal Mart: “Castells recibiendo donaciones de Wal Mart”, abrazado con los empleados de Wal Mart con el escudito que tienen y la banderita yanqui. Entonces no quería saber nada de salir en esa foto. Cuando hacemos inclusive el cuarto aniversario del Movimiento, que lo hacemos en abril de cada año, hasta Wal Mart nos dio el asado. La empresa Wal Mart infinidad de veces nos dio muchas cosas y estaba convenido que antes de la navidad del '98 nos iban a entregar una tanda de pan dulces, etc. etc., y había hasta un alto funcionario de Wal Mart con el que había un diálogo respetuoso y en esos términos se manejaban todas las cosas. Así que esto, de que surgió “intimidación”, es de una falsedad total. Y además, ahí había entre policías y personal de seguridad, todos armados, mientras que todos los compañeros nuestros no tenían ni una cortaplumas para intimidar algo. Así que eso es exclusivamente el objetivo que tiene la farsa que es este juicio, porque nunca van a poder convencer a nadie de que un grupo de gente hambrienta y desesperada, de 300 personas, asustó de tal manera a la primera empresa mundial en comercialización de alimentos como para obligarle a dar las cosas que dieron. Y si hubiera sido aún así, cuando se sale a la calle -donde había infinidad de policías, porque se sale de la parte de atrás de Wal Mart- ¿por qué no dieron la orden de que no entregaran los alimentos si los camiones eran de Wal Mart? ¿Para qué hicieron que toda la gente camine 20 cuadras, con los camiones detrás, los llevaron hasta donde se indicó -que fue en el Puente Pueyrredón- ahí se bajó y se distribuyó, porque como al otro día era la Nochebuena no había forma de retirarlo para otro lugar y darlo al día siguiente. ¿Por qué no mandaron aunque sea un agente, esos que toman mucha cerveza y piden pizza gratis, a que nos parara: “no, Uds. están cometiendo un delito. Eso no se lo pueden llevar porque constituye un delito de extorsión, están violando el artículo 168, no corresponde lo que están haciendo, esto es delinquir”. No, Uds. permitieron que se hiciera todo esto. Ud. Dr. Rolón y el Dr. Villamayor y Camino se negaron a que el Fiscal Acevedo estuviera acá, porque ese Fiscal por orden del menemismo nos armó una cama porque él mismo me dijo a las seis de la tarde que le pregunte al Fiscal Acevedo: “¿hay problemas doctor?” “No, mientras no obstruyan el funcionamiento del supermercado no hay problemas”, dijo. Entonces nosotros nos corremos hacia un rincón para que siga todo funcionando. El Fiscal Acevedo nos saluda al final, y resulta que cuando nosotros nos fuimos, que se distribuyó todo, nos fuimos a dormir, y siete horas después que empezó todo, empezó una causa que es por la cual nos tomaron de rehenes desde hace dos años. Y entonces les pregunto: si estábamos cometiendo un delito ¿por qué no nos avisó alguien lo que estábamos haciendo, como lo habíamos hecho unas diez veces anteriores? ¿por qué no nos dijeron: “no, no soliciten alimentos hoy porque el gobierno no quiere, porque Wal Mart no quiere, o lo que fuere, y nos retirábamos? ¿Uds. creen que somos tarados, que nos vamos a hacer meter años preso si alguien nos decía que esa petición pacífica y ordenada que hacíamos constituía un delito? Esto lo montó el aparato judicial de este gobierno, porque no tenían argumentos para meternos presos. Miren, cuando era la dictadura militar si a uno no lo mataban, lo hacían desaparecer. Si oficialmente quedaba preso y uno era un opositor político, el gobierno qué le decía: iban los familiares y los abogados y preguntaban: “-¿por qué lo tienen?”. “-Bueno, porque nosotros queremos”. “-Pero, ¿cuánto tiempo lo van a tener”. “-Y, el tiempo que nosotros queramos”. Y entonces las dictaduras militares decían que uno estaba a disposición del Poder Ejecutivo. Es decir, el Estado consideraba que no había una causa puntual, pero sí se abogaba el derecho a tener preso a una persona sin cargo. Y entonces cuando Ud. le decía, -“pero ¿por qué lo tiene preso”, ellos respondían: “- porque no nos gusta cómo piensa”. Ustedes no tienen la honestidad que tenía la dictadura militar de decir que me tienen preso porque no les gusta cómo pienso, y entonces nos montaron esta causa, armada por la propia fiscalía y el gobierno de Menem, para tenernos presos y decir que eso que hicimos, que fue peticionar alimentos como hemos hecho infinidad de veces, era delito; y dejaron que hiciéramos todo esto -lo que algunos llaman un ‘delito experimental'- para tener una causa que justifique tenernos un par de años detenidos. Entonces acá no hubo intimidación, no hubo delito. Esto ha sido exclusivamente armado por la fiscalía, por el menemismo. Y avalado por este Tribunal, si no hubieran decretado la nulidad de todo esto y nosotros ni siquiera teníamos que llegar a este juicio. Pero supóngase, que Ud. no esté de acuerdo con que nosotros no intimidamos. Ud. piensa que Castells dice esto porque “él es el procesado y no quiere quedar preso”. Pero si yo voy por ahí y hay un cuadriplégico con una silla de ruedas y me dice: “o me das un peso o te agarro a piñas”, ¿¡me está amenazando!?, ¿¡me está intimidando!? Ahora, ¿es idónea esa intimidación? ¿El cuadriplégico puede agarrarme a mí, que peso 100 kilos y mido 1,80? Acá, el jefe de seguridad de Wal Mart, un jefe de comando del Ejército, un hombre con formación militar - al que Uds. se negaron a procesar por falso testimonio- dice que las compañeras jubiladas ¡¡“lo atemorizaron”!!, ¡¡“lo asustaron”!!. (risas y aplausos del público que llevan al Tribunal a amenazar con desalojar la sala). Comprendan que es tan ridículo lo que se ha montado acá que da para risas, sino fuera que es una de las tropelías más de las que se hacen. El señor O' Brian, jefe de seguridad de Wal Mart, ha declarado que ha sido atemorizado por nuestras compañeras, como Carmencita Orellana, presidenta de este Movimiento, con 83 años y 45 kilos de peso. Han armado la causa y la señorita Pira, dice que nuestros compañeros la atemorizaron. Más bien, hombre, se imagina que con el hambre que tienen la gente está o flaca o está panzona. Por el mismo hambre tienen los ojos saltones y la ropa fea. Pero de ahí a decir que la aterrorizaron, es otra cosa. Obviamente que el aspecto que tienen los compañeros nuestros no son de las señoritas de Barrio Norte. Pero no existió ningún argumento, sino armado para esto. Mire que cosa curiosa, Dr. Rolón: todos los testigos de la instrucción o son policías o son empleados con cargo de Wal Mart. No hay un solo cliente, no hay ni un solo jubilado. Todo montado exclusivamente con declaraciones armadas. Cualquier Tribunal serio, por lo menos le haría un proceso por falso testimonio. Y después, si se atemoriza tanto, por qué la empresa Wal Mart lo sigue manteniendo en su puesto y no lo hecha, si es tan gallina que se asusta porque vienen las jubiladas, ¿porque lo mantienen ? Entonces ni siquiera existió la intimidación, no existía, no tiene ninguna entidad decir que hemos asustado de tal manera a toda la Policía de la provincia de Buenos Aires con su Infantería, a todo el aparato de seguridad de Wal Mart, al propio fiscal de esta Unidad Judicial, ¡es absolutamente falso, hombre! Lo que produce miedo es el hambre de nuestro pueblo, eso les produce miedo, miedo político, se asustan de ver a los hambrientos. ¿Sabe por qué? Porque cuando Ud. se jubile va ha cobrar $ 9.000 de jubilación, para 2965 Jueces se dedican en este país $2.664.000 a un promedio de $9000 para cada Juez jubilado. ¿Sabe cuánto cobran nuestros compañeros? Montones de ellos $101,85, montones de ellos $ 145. Eso es lo que tienen para vivir, desde hace 9 años y medio. ¿Sabe lo que tienen los compañeros nuestros que no tienen trabajo? Hambre, sufrimiento, dolor. Entonces Uds. nos tienen secuestrados desde hace dos años, nos tienen de rehenes, desde hace 2 años, porque creen que con esto van a para la lucha de este pueblo. Y entonces nos pusimos a leer, Doctor y encontramos la palabra que no entendíamos, es el dolo, la intencionalidad con que se hicieron las cosas. ¿Cuál fue, si existiera dolo, la intencionalidad de esto, fue lucrar, fue dañar a alguien? Acá la intencionalidad de todo lo que se discute, la única intencionalidad que existe fue calmar el hambre, fue comer, esa fue la única intencionalidad. Solamente con la canallada que se nos hace, pueden decir que existió un plan delictual para cometer una figura antijurídica que puede ser encuadrada dentro del Código Penal. Jamás existió eso, porque la única motivación que había, en el caso de Wal Mart que pudiera para el día siguiente que era Nochebuena, un poco de pan dulce, alguna sidra y demás. Porque eso ya estaba hablado con la empresa Wal Mart, con anterioridad; lo que existió en la ida a Disco, es la petición de alimentos en los mismos términos. Jamás existió ninguna intención delictiva, jamás existió ningún plan delictivo, jamás existió dolo, porque jamás hubo ni siquiera la intencionalidad ni ninguna otra motivación que no sea exclusivamente una motivación social con un objetivo puntual: conseguir algo de comida porque no había para comer, y conseguirla por medios lícitos, porque a nosotros nos dan los testículos, Doctor, si quisiéramos, para hacernos de alimentos sin tener que andar haciendo una manifestación tan pacífica y ordenada como la que hacíamos. ¿Sabe lo que me decían los presos en la cárcel? “Pero Uds. son boludos, para qué van a hacer una manifestación y pedir así ordenadamente, si agarran un revolver, van, se roban un camión y se llevan cantidad de kilos y kilos de alimentos, ¿para que van hacer esto?” Y te sale más barato, si un robo calificado son 5 años, un hurto es menos, y así te dan más años de cárcel nada más porque vas a pedir las cosas por las buenas. Perdóneme que me desordene, pero nosotros no sabemos de derecho. Fuimos el 7 de marzo de 1997 al supermercado Disco, en realidad íbamos a manifestar contra el gobierno, pero pasamos y entonces peticionamos allí. Al principio no atendieron y luego aparecieron infinidad de patrulleros, apareció un Juez, con quien ya veníamos polemizando sobre la justicia menemista. Uds. comprendan que nosotros compartimos la opinión del periodista Horacio Verbitsky, cuando habla de los grupos de tareas del aparato judicial al servicio de los grandes grupos económicos y del poder político que han avalado a lo largo de estas últimas décadas las mayores tropelías y las mayores arbitrariedades con el pueblo argentino, y era con ese Juez con quién teníamos ya polémicas anteriores. Como también tenemos con el Dr. Villamayor, polémicas desde hace unos cuantos años, nosotros fuimos al supermercado Disco, no nos atendió nadie, vino y avisaron que venía un funcionario del gobierno de la Prov. de Buenos Aires, presidente de Defensa Civil, y que esperemos hasta que él llegara, entonces estuvimos ahí, nadie venía, y los compañeros tomaron pan lactal y fiambre los pusieron sobre la fila de caja y comieron. En un momento bajamos con el Dr. Marcos Martínez y me quedó una escena grabada: vi un compañero, no me acuerdo quién era, que había agarrado mortadela, entonces me quedó la impresión y pensé en ese momento “este no se olvida de la pobreza que tiene, hoy que puede disponer de qué va a comer, aún así agarra mortadela”. Y una compañera de 29 años de Fiorito, me dijo después, “hoy conocí el jamón crudo”. Entonces 100 personas comieron esos sándwichs, supóngase que comieron mucho, que comieron 4 sándwichs, consumieron 8 fetas de pan, supóngase que además estaban con mucho hambre, entonces en vez de poner dos fetitas de fiambre pusieron 4, se consumieron 8 fetas de pan y 16 fetas de fiambre, 100 personas. Obviamente que para el propio supermercado Disco eso ni siquiera existe como pérdida, sin embargo la señora nos ha pedido 5 años y 6 meses de cárcel, porque 100 personas comieron esos sandwichitos de fiambre y pan lactal. Se quedó corta señora, tiene que pedir un poco más, es una cifra demasiado pequeña, porque ¿ cómo va ir la gente que tiene hambre, a ir a comer esos sándwichs de fiambre, si pudo haber pedido más años de condena, por qué se quedó corta y apenas pidió 5 años 6 meses? (Castells, se dirige al tribunal. ¡¡Por favor !! -dice el fiscal) Estaba tratando de ayudar a la Doctora a corregir la cifra, entonces eso que es una cifra insignificante que no significo ninguna cuestión delictiva de ningún tipo, resulta que nos traen acá y nos quieren meter 5 años y 6 meses de cárcel porque 100 personas comieron 4 sandwichitos miserables de fiambre. ¿De qué justicia están hablando Doctor? ¿Para qué se monta todo esto? Para hacer un gasto ridículo al Estado y una parodia con todos los medios de comunicación y demás. ¿Qué, Ud. cree que piensa la gente de este país de que me traigan a juicio y que me pidan 5 años y 6 meses de cárcel porque 100 personas comieron 4 sandwichitos de fiambre y porque 300 fueron a pedir pan dulce y sidra a Wal Mart ? Hoy tiene cerca de 8 mil personas acá en la puerta y entre 15.000 y 20.000 en las provincias en la calle por este juicio. Nunca en la historia en este país hubo una mayor movilización popular por un juicio. No es porque todos comparten mi opinión, está el padre Farinello, está el padre Luis Sánchez, está Hugo Moyano, principal dirigente obrero, Víctor De Gennaro, el “Perro” Santillán, está el vicepresidente de la Cámara de Diputados de la Provincia, el doctor Mércuri, dirigentes sociales de todo tipo, lo mejor que tienen las organizaciones sociales y políticas de este país, ¿todos para acompañar a un extorsionador? ¿20.000 personas en la calle para acompañar a un extorsionador? ¿Ud. cree que el padre Farinello no sabe que yo soy un marxista, que el padre Sánchez, que me conoce de años, no sabe que soy un marxista y que me gusta cantar la Internacional? 20.000 personas en la calle en esta país. ¿A quién quieren convencer Uds. de que son todos tarados en este país y que todos salen a la calle defendiendo a un extorsionador? ¿qué tienen a toda esta gente que esta acá defendiendo a un delincuente? ¿A quién van a convencer Dr. Rolón de que acá existe delito y nosotros somos delincuentes de cualquier tipo? No existe, no figura ningún hecho delictivo. Todo lo que se hizo tenía exclusivamente una motivación social, y solamente el objetivo que ha tenido el gobierno anterior y su continuidad con este gobierno, es lo que ustedes han avalado y el único objetivo ha sido puntualmente tratar de eliminar a un opositor político a estos gobiernos y tratar de amedrentar a que otros no salgan a la lucha, porque “les va a pasar como a Castells”. Como verá, en este noviembre le salió bastante mal al gobierno y al tribunal el cálculo que tenían. He contado lo de Wal Mart, he contado lo de Disco, he contado la barbarie que ha sido todo esto. Pero permítanme contarles algunas tropelías que Uds. han cometido. Ahí estaba el comisario Porcela en Wal Mart. Además tenemos testigos calificados, estaba el padre Farinello con la hermana comprando, asique hasta tenemos la bendición papal a lo que estuvimos haciendo. Entonces el comisario Porcela que participaba en todo esto, dice puntualmente en la declaración que nosotros planteábamos que si nadie nos atendía nos quedábamos hasta que alguien nos atienda. En ningún momento planteamos lo que plantean algunos de los que han participado con falso testimonio en el armado de la causa, nunca dijimos “les vamos a romper todo, vamos a quemar esto, les vamos a incendiar, les vamos a violar las empleadas”, o cosas por el estilo como le quieren hacer creer a ustedes. Todo lo que se planteó, tanto en lo de Disco como en lo de Wal Mart, fue puntualmente: “bueno nos quedamos a esperar hasta que alguien nos atienda”. Eso es lo que hicimos, y con la bronca que tiene nuestra gente, no son tan prolijos, no dicen siempre: “si no nos atienden nos quedamos hasta que vengan”, la gente tiene bronca, hombre, tiene mucho hambre y la gente dice como Emilio Alí en Mar del Plata, y se toma en algo que he filmado y el dijo si no nos dan los alimentos vamos a romper todo, Emilio Alí tiene 24 años y está preso por una causa similar. Como yo tengo más años no dije eso, pero la causa mía es la causa de Emilio Alí también. Comprenderá que tengo bronca, es demasiada la barbarie que se hace contra este pueblo, cuando pienso Dr. Rolón en que los que mataron a 30.000 personas están todos impunes, cuando sé que 865 funcionarios acusados de actos de corrupción están todos libres, cuando veo las cosas que se hacen en este país, cuando todos los días me entero de gente ha hecho bestialidades y demás que quedan libres. ¿Sabe lo que he sentido el día que se escaparon o que dejaron escapar a los dos que mataron al vicepresidente de Paraguay del Departamento Central de Policía?: yo soy el único gil, el único que queda preso en un país donde todos los que afanan, roban, hacen todos los chanchullos en particular desde el Estado, desde los puestos gubernamentales están todos libres, nosotros estamos presos porque en realidad nos oponemos a todo eso y, hoy que por primera vez puedo declarar imagínese, las cosas que tenía ganas de decir, me olvido de montones de hechos. Me olvido por algunas razones, como es la emoción, entonces le quería contar que yo nunca maté, pero no defiendo un criterio pacifista de las cosas, me parece que más de un funcionario de este país no merece estar vivo, pero aún así nunca maté, si algunas veces mi mamá me mandaba a matar alguna gallina o pollo, nunca lo quise hacer, así que vengo acá sin haber matado a nadie, nunca robé Doctor, nunca robé. Me parece que uno debe tener una conducta intachable para que pase lo que pasa ahora; después lo puede verificar, todos ellos acá, porque no es que coincidan conmigo en montones de cosas, pero merece respeto la conducta intachable que he tenido. Entonces el día que el Dr. Banquini acá, como una forma de ayudarme dijo en un fallo que salió 2 a 1, que no era extorsión esto sino que en voto minoritario era robo, me sentí inmensamente ofendido con el Dr Banquini, que se reivindica socialista, que haya dicho que yo era un ladrón, porque nosotros no robamos, en todo caso doctor el día que saquemos algo a las clases dominantes vamos a expropiar, vamos a recuperar lo que es del pueblo, pero nosotros no somos ladrones, nosotros nunca robamos ni hacemos las cuestiones lo que se entiende en forma individual como un delito de robo, nunca violamos porque nos merecen un inmenso respeto los demás, nunca estafamos Doctor. Llego a los 47 años sin una sola condena de nada, nunca me llevaron preso por ninguna cuestión individual, nunca, nunca. Todas las causas que tenemos son por marchas, unas 10 de ellas son por el articulo 194 porque cortamos rutas, ahora si eso se lo aplican a todos por lo menos 50.000 procesados más tendrían que tener en el último mes y entre ello acá tiene varios piqueteros como para meter presos, inclusive varios curas, porque todos ellos han violado el articulo 194, todos los que ve acá son piqueteros de este último mes, así que tienen unos cuantos para hacerle una causa. 10 de las causas que tengo son puntualmente por eso, otra por lo de la ocupación al PAMI, otra que me hicieron a Santillán y a mí, ¿sabe por qué? Porque decíamos: este gobierno de Menem es una porquería hay que tirarlo, no se aguanta más. ¿Y entonces, qué hizo Menem? A través de Miguel Angel Toma se presentó a la Servini de Cubría y pidió una causa sobre la base del articulo 226, que porque decíamos que el gobierno de Menem era una porquería y se tenían que ir, nos hicieron la figura que atentábamos contra el orden constitucional y la vida democrática; ahora un año después que esta este presidente volvemos a decir con Santillán, con Moyano, con De Gennaro, con todos los que están acá, que este gobierno también es una porquería y también se tiene que ir ¿Que nos van ha hacer, una causa más porque decimos que este gobierno es una porquería? Si efectivamente es así, pregúntele a sus empleados si no lo vive usted en carne propia, hasta la propia empleada que tiene aquí. Entonces el problema es que lo que se está discutiendo acá, Doctor; esto es un juicio contra el hambre, este es un juicio contra este pueblo, no es una causa penal, no es un hecho delictivo, por eso cuando le preguntamos a la Doctora ¿Ustedes van a considerar que hablar del hambre es divagar? Esta causa es una causa puntual al hambre de nuestro pueblo. Si acá hubiera trabajo, ¿usted cree que yo les voy a decir “vamos al supermercado” y la gente viene? Si la gente tuviera trabajo, ni estaría cortando rutas, ni iría a ningún supermercado y al primero que plantee eso le dirían este esta loco. Un obrero en este país, Doctor, siempre ha despreciadoa los que iban a Acción Social en los municipios o en los gobiernos, porque decían “yo me gano mi comida con mis brazos”, eso decía un obrero, es más, hasta no hace muchos años a los que iban a buscar las cajas PAN, los obreros, no estoy hablando de la clase media, veían mal ir a buscar la caja PAN, lo sentían como una humillación que su mujer y su hijos fueran a buscar eso. El problema es que hay 5 millones de desocupados, hay 4,3 millones jubilados con los haberes congelados desde el 1° de abril del '91, 55 chicos se mueren cada 24 hs. de hambre, en este país, ¿qué quiere que nosotros hagamos? ¿qué quiere que hagamos, Doctor? ¿que nos pongamos un traje, agarremos un puesto y nos acomodemos como hacen montones y montones y al primero que diga algo ah metámoslo preso así no escuchamos el hambre que hay? ¿Sabe a cuántos les da Cáritas de comer? 750.000 chicos comen solamente de los comedores de Cáritas ¿Sabe cuántos tiene nuestro movimiento solo? 46 comedores con 4.000 personas y donde no vengan los alimentos que está entregando el gobierno para sostener esos comedores y los que se distribuyen entre los compañeros, nuestra gente va a salir de nuevo como está saliendo en todos los lugares, porque no hay posibilidades de sobrevivir con estas políticas que no garantizan la supervivencia de la gente. Entonces me puse a leer algunas cosas, por ejemplo los derechos constitucionales, entonces Ud. que es Juez de este país; antes que a mí, tendría que obligar al Estado a que cumpla el derecho a la alimentación, a la vivienda, a la salud, a la educación y demás. ¿Por qué no les dice a ellos, Dr. Rolón, que cumplan y garanticen la comida de la gente? Yo no estaría preso acá, si Ud. hiciera respetar las leyes de la Constitución. Hay un tratado incluido en la Constitución Nacional, la ley 23.313, puntualmente el articulo 11, que destaca la responsabilidad del Estado de garantizar la alimentación de sus ciudadanos. ¿Cuándo? ¿Cuándo? Dígame qué Juez de la Argentina dijo “hay que cumplir esta ley”, y esta ley tiene que ser que se garantice que 14 millones de personas, que en este país están viviendo con menos de $ 2 por día, tengan garantizado aunque sea su comida diariamente. ¿Entonces Uds. qué dicen? Ustedes usan un Código Penal que no considera la lucha social, un Código Penal que toma la figura aislada. ¡Ah, fueron a pedir comida! Entonces artículo 168, venga preso. Pero no consideran ni la intencionalidad que tuvo eso, ni la motivación, ni el cuadro social. Ustedes quieren hacer una causa judicial, la quieren hacer aislada de todo el marco social, ustedes no quieren discutir de política, porque ha sido la política de este gobierno la que empujó a que otra gente se mueva políticamente cortando rutas, o pidiendo alimentos, reclamando de esa forma. Por eso no me puedo sentar acá, Doctor, porque en este banco se sientan los acusados, en este banco tienen que estar los que no han garantizados los derechos de este pueblo, en ese banco de acusados hay que traerlo a Carlos Menem, porque él sí ha hecho abandono de personas seguida de muerte, por todos los que se mueren de hambre todos los días, hay que traerlo a Fernando De La Rúa, porque también ha hecho abandono de persona seguido de muerte, cuando 55 chicos se mueren cada 24 hs de hambre, Doctor. Tendrían que traerlos por malversación de fondos públicos, cuando el hijo de De La Rúa esta pagando $ 25.000 para pasar los días de noviazgo con Shakira, o está Carlos Menem haciendo una pista de 2000 metros por 30 metros de ancho con 50 cms de espesor para hacerse un aeroparque para él. En ese banco tendría que estar el hombre que ustedes se negaron a que viniera acá, y que es el culpable y responsable de todo esto, el tendría que estar sentado acá en este banco y ustedes, Dr Camino, usted Dr Villamayor, ustedes se negaron a que Menem estuviera acá, porque Menem no solamente es el responsable de todo esto junto con De La Rua, Menem es el que puntualmente dio la orden de mi detención y ni siquiera lo hizo a escondidas, sino que a las 9:45 hs del viernes del 8 de enero de 1999, en un reportaje con Marcelo Bonelli y Fernando Carnotta por Radio Mitre, Menem a la pregunta de Fernando Carnotta -¿Usted va a terminar como Alfonsín con la gente saqueando los supermercados? Menem dice no es cierto que haya hambre en la Argentina, estas son cosas de Castells y si hay gente pidiendo cosas es porque Castells los lleva, pero después les sacan las cosas y se la venden para él, Castells tiene que ir preso- y se imaginan con que rapidez un Juez sensible, muy sensible a la orden presidencial, hace 2 años que me tiene de rehén. Pero acá, Doctor, tiene que estar Carlos Menem responsable directo de esta causa que se está discutiendo hoy, no este hombre, tiene que estar doctor junto con esto el fiscal Acevedo. ¿Por qué ustedes se niegan a que el fiscal Acevedo venga a declarar? Por qué el fiscal Acevedo me dijo a las 6 de la tarde del 23 de diciembre de 1998 en Wal Mart, cuando yo le pregunto “¿Hay problema Doctor?”, “No, mientras no obstruyan el funcionamiento del supermercado no hay problema”. Nos dejó peticionar, nos dejó ir con el alimento para tener el argumento, el argumento de más. Por qué no me dijo Acevedo que eso era un delito, por qué no nos dijo que nos iban a meter presos años si hacíamos eso. Por lo menos, lo mínimo que corresponde es que Acevedo este acá, por incumplimiento de deberes de funcionario público; lo menos Rolón, yo entiendo que además debería ir preso, pero eso va a ser cosa cuando estemos en el gobierno nosotros vamos a resolver todas las tropelías que se hacen contra este pueblo y contra nosotros. Y entendemos también que, como partícipes de esos hechos que se han hecho contra nosotros, no solamente tienen que estar siendo juzgados y tienen que ser condenados, por la conducta delictiva, porque ahí sí hubo un plan directivo que era encarcelar a un opositor, armar toda una causa judicial para traernos acá, sino también la empresa Wal Mart es partícipe de todo eso. Si ahí se estaba consumando un hecho delictivo a las cuatro de la tarde, ¿cómo es que empieza la instrucción a las once de la noche, Doctor? Si estaban en presencia, ¿Ud. va a dejar que se haga cualquier delito, se va a tomar un café, va a ir a cenar, se va a ir a visitar a su novia, después va a volver y va a decir “Ah, me pareció que había un delito, empecemos”? En esta causa que estoy preso, ni siquiera saben cómo empezó la causa y quién dio la orden. Hay tres versiones diferentes. Porque el mismo Comisario Porcela declara tres cosas diferentes. Pero no solamente era ridículo todo esto, sino que es todavía más ridículo todo lo de la instrucción. Cualquier Tribunal imparcial ya hubiera declarado la nulidad de todo esto. Resulta de que empiezan a las once de la noche con toda la instrucción y el testigo Córdoba aparece una hora antes, a las diez de la noche, ¡una hora antes de que hubieran dado la orden de que se empiece la instrucción que dio lugar a esta causa, el “testigo” declaró! Y con el mismo oficial, a las once y media de la noche dos testigos simultáneamente se ve que iban declarando y él les hizo a los dos el acta a las 23:30. ¿Cómo hacía, Doctor? ¿Escribía con una mano en cada máquina de escribir, con un oído escuchaba a uno y con otro oído a otro y simultáneamente iba escribiendo las dos actas en el mismo horario, ¡la misma persona!? Dígame, si el grado de barbarie que ha tenido esto no tiene precedentes, por lo menos en las formas democráticas. Sí, bajo la dictadura militar. Pero luego de la dictadura militar esto que hemos enumerado, la indagatoria en ausencia del indagado, estas tropelías, la actitud de Uds. de impedir que Menem venga a declarar acá, a pesar de que públicamente él fue el que ordenó nuestro encarcelamiento. La actitud de Uds. de impedir que Acevedo venga a declarar acá, cuando él fue el que armó todo esto, muestra que Uds. ya tienen una actitud tomada. Solo le queremos decir, para finalizar, lo siguiente: mire, nosotros tenemos nuestros años y para uno es un sufrimiento estar preso, para cualquiera. Ahora, nosotros estamos presos por la razón que a Uds. de fondo les molesta: estamos presos por nuestras ideas políticas. Pero en la cara de Uds. les decimos nuestro inmenso orgullo de ser un marxista revolucionario, el inmenso orgullo de todo lo que hacemos, el inmenso orgullo de reivindicar por qué motivos y por qué razones estuvimos el 7 de marzo del ‘97 en Disco y el 23 de diciembre del ‘98 en Wal Mart. Y así me condenen, descarten que este pueblo no va a luchar. Mis compañeros van a seguir luchando, y el pueblo argentino va a seguir luchando y tarde o temprano toda esta política y este modelo van a sucumbir, Doctor. Esto que Uds. están defendiendo hoy no va a quedar nada. Y tanta preocupación que tienen por el poder económico de la empresa Wal Mart y Disco, tenga en cuenta lo que le pasó a aquellos jueces que defendieron a la Forestal en contra del pueblo chaqueño y el pueblo de Santa Fe, y después esa empresa, una vez que talaron todo se fueron y dejaron los pueblos en ruinas y esos jueces son odiados por todo el pueblo argentino. Nosotros reivindicamos lo que hemos hecho. Estamos inmensamente orgullosos del accionar de nuestros compañeros, de este pueblo y de nuestras propias ideas que a Uds. tanto les molestan. No sabemos si Uds. son gente honesta o no. No tenemos tampoco elementos para decir lo contrario. Las diferencias con el Dr. Villamayor son de índole político. No tenemos elementos para plantearle, Dr. Villamayor, cuestionamientos de índole personal o de otra cosa. Pero Uds. nacieron en este país, Uds. estudiaron en nuestras universidades. ¡No puede ser que esta gente, porque factura 166.000 millones de dólares venga a este país y le imponga a este país lo que hay que hacer! Porque le interesa a esa multinacional, hay que hacer lo que ellos dicen porque ellos son los dueños de la plata y la riqueza. Nosotros queremos esa bandera, doctor. Y Uds. nacieron en esta tierra: por la dignidad y el honor que tienen ¡hagan algo a favor de este pueblo! No en función de la embajada yanqui, no en función de 166.000 millones de facturación anuales. ¿Sabe cuánto es la discusión en plata de esta causa? En Disco fue tan insignificante que no hay valuación. Y en Wal Mart fueron 2.446 pesos ¡2.446 pesos! Para una empresa que factura ¡166.000 millones! Y este juicio, no tendría que haber empezado con nosotros, tendría que haber empezado con los dos últimos testigos. De 116 testigos de los cuales 30 son nuestros y 86 son de la acusación, los dos son peritos contables. ¿Por qué no dejaron que vengan los peritos contables y dijeran que no existe ningún asiento porque no hubo ninguna pérdida exteriorizada de que Wal Mart haya perdido algo! Si hubiera perdido algo Wal Mart, hubiera hecho la denuncia, ir al seguro y cobrado los 2.400 pesos. Y en la propia causa, la nota que figura en la causa, dice literalmente: “la mercadería fue entregada en carácter de donación”, no en otro concepto. La empresa Wal Mart no denunció. La empresa Wal Mart no se presentó a cobrar el seguro y no figuran en los libros contables ninguna figura delictiva. Por eso Uds. no hicieron venir a los peritos primero que nada, porque hoy hubiera terminado el juicio. Y entonces, si no existió delito, Doctor, si no existió dolo, si no existió intimidación, si no existió extorsión, por el mínimo de dignidad y honor que tengan, no se dejen usar por el poder político y económico. No se dejen usar. Perdónenme la grosería, si me permite para ser gráfico como hablamos en los barrios: No sean profilácticos de esa empresa y de la embajada yanqui y del gobierno nacional. Defiendan este país, uds. nacieron en este país, no sean zonzos, hombre. A mí 20 mil personas me vienen acompañar a este juicio. No se ganen el odio de este pueblo por servir a una empresa yanqui. Se murió el dueño de Wal Mart, pero quedó la viuda, con 59.000 millones de dólares. ¿Ud. cree que le importa la suerte de tres jueces de un barrio del Gran Buenos Aires de la República Argentina? ¿Ud. cree que la Sra. Walton está pendiente del fallo de Uds.? Ni le interesa, hombre. Ni les interesa absolutamente nada de nada. Hasta hace años, Doctor, en la India gobernaban los ingleses, y entonces había un sector de hindúes que luchaban por la independencia de la India y peleaban contra el imperialismo británico. Y había otros hindúes que a cambio de plata, de sueldos, trabajaban para el imperio británico y reprimían a sus propios conciudadanos. El imperio británico tenía en la India policías y soldados hindúes trabajando, peleando y combatiendo a favor del imperio británico. Y tenía tribunales con jueces hindúes que determinaban sus veredictos en función de los intereses británicos. En consecuencia, un hindú, que luchaba por la emancipación de su país, era condenado por otro hindú que hacía de juez al servicio del imperio británico. Les decían cipayos, Doctor. Ustedes no vayan a cumplir ese rol. Mantengan, por la dosis más elemental de razón de justicia y dignidad, algo de honor. El mismo honor que tengo yo que no me pienso sentar ahí, porque siempre viví así, de pie, con honor y dignidad. Y le puedo mirar a la cara, y puedo hacer que estén todos ellos acompañándonos porque podemos decir: nunca robamos, nunca matamos, nunca delinquimos. Todo lo que hemos hecho en nuestra vida ha sido desde el punto de vista social. Estamos orgullosos de nuestros ideales socialistas y nos condenen o no, este pueblo va a seguir luchando. Esto es lo que le quería decir. Cumplí mi declaración indagatoria.