Domingo 1ro de agosto de 2004

Injusta condena a una docente por corte de ruta

El 25 de julio en la sede del CTA Capital se realizó una conferencia de prensa para repudiar el fallo confirmado por el Tribunal de Casación Federal que condena a Marina Schifrin, docente de Río Negro, por movilizarse con sus compañeros reclamando por sus salarios y en defensa de la escuela pública. El CeProDH participó de esta actividad solidarizándose con Marina, a quien venimos acompañando en la exigencia de revocación de este fallo que cercena y violenta los derechos elementales de los trabajadores. En la conferencia de prensa participaron Nora Cortiñas de Madres de Plaza de Mayo –Línea Fundadora- Aurelio Vásquez (Sec. Gral. UNTER – Río Negro); el Diputado Rosselli (Autodeterminación y Libertad); Víctor De Genaro; el diputado Alfredo Bravo (ARI); un representante del Movimiento Teresa Rodríguez, Asociación Ex Detenidos Desaparecidos. El tribunal de casación Federal confirmó el fallo dictado por el Juez Federal Leonidas Moldes de S.C. de Bariloche -fundamentado en declaraciones en su mayoría de miembros de las fuerzas de seguridad-, mediante el cual se condenó a la reconocida dirigente docente y militante de la Corriente por los Derechos Humanos de Río Negro y Neuquen, Marina Schifrin por el delito de "entorpecimiento de transporte terrestre" art. 194 del CP (corte de ruta) y que le impuso como regla de conducta "abstenerse de concurrir a concentraciones de personas en vías públicas de comunicación ínter jurisdiccionales en momentos en que se reúnan más de diez personas, durante el plazo de dos años" en una abierta violación al derecho de peticionar, de manifestación y de reunión en defensa de la educación pública. Es importante destacar por un lado que este fallo se produce en el marco de la durísima huelga que los docentes de la UNTER de Río Negro realizaron en reclamo de sus salarios, y por el otro, que Marina Schifrin sufre esta condena porque se manifestó contraria a aceptar el recurso de probation, por el cual debía aceptar el supuesto delito y realizar una serie de trabajos comunitarios para "reparar el daño cometido" y someterse a reglas de conducta. Este fallo antiobrero es un nefasto antecedente para los trabajadores y el pueblo que enfrenta y sale a pelear por sus derechos; es un intento de aleccionar a los luchadores y forma parte de la política represiva del Estado y del gobierno, el mismo que asesinó a los compañeros Maximiliano Kosteki y Darío Santillán, que mantiene preso a Raúl Castells y procesados a miles de luchadores, es una muestra mas de cómo el Estado utiliza la justicia para acallar los reclamos populares. Hacemos un llamado a las organizaciones sociales, de derechos humanos, a repudiar activamente este fallo y llevar adelante el reclamo por el respeto y la plena vigencia de las libertades democráticas de los trabajadores y el pueblo. Como dijo Marina Schifrin en la conferencia de prensa "para que ningún caso como el mío quede suelto tenemos que buscar coordinar las luchas."