Domingo 1ro de agosto de 2004

Más de 500 personas contra los despidos y persecuciones en Pepsico Snacks

Más de 500 personas concurrieron el 24 de julio al acto en puerta de fábrica, convocado por delegados y trabajadoras despedidas de Pepsico. Con banderas contra los despidos y las persecuciones, encabezaban los convocantes, junto a delegaciones de Terrabusi, Brukman, Emfer, Panificación Cinco, Hospital Posadas, Inti, Paty, diario La Nación, Lesgisladores, Madres de Plaza de Mayo (Línea Fundadora), CeProDH y dirigentes políticos de izquierda. También se encontraba la Interbarrial de Olivos; Centros de Estudiantes de la zona; desocupados de la CCC, Polo Obrero y el Bloque Piquetero Nacional; partidos de izquierda PO, MAS PTS, MST-IU y el ARI de Vicente López. Por último hicieron llegar sus adhesiones, los diputados nacionales Alberto Piccinini y Alicia Castro, los legisladores Vilma Ripoll y Altamira, la CTA Vicente López y la Comisión Memoria, Verdad y Justicia de zona norte. Tal como denunciaron los trabajadores y vecinos, la fábrica se encontraba rodeada de policías y patrulleros, que se tuvieron que retirar ante la exigencia de un grupo de legisladores y las protestas de los presentes que coreaban "yo sabía, yo sabía, a Pepsico la cuida la policía". Abrió el acto Leonardo Norniella, delegado suspendido por la patronal, quien contó brevemente el conflicto que vienen protagonizando desde enero a esta parte, con el despido de ciento treinta obreras contratadas, las persecuciones y ataques anti-sindicales por parte de Pepsico y el despido de un grupo de trabajadores y trabajadoras permanentes, entre las que se encuentran las esposas de dos delegados y reconocidas luchadoras. Las distintas organizaciones presentes manifestaron su apoyo a la lucha de los despedidos. Entre ellos, Rubén Tripi, asesor legal de Leonardo Norniella y miembro del CeProDH, denunció la persecución patronal y la militarización de la fábrica, comparando esta situación con la persecución que sufrían los trabajadores durante la última dictadura militar. Para finalizar se marchó alrededor de la fábrica, cantando consignas como "en la Pepsico hay unos yankys explotadores, con los despidos cagan obreros, mientras persigue a los luchadores", "en Pepsico son negreros, usan las itakas para despedir obreros", "Ay, Ay, Ay, Ay, maldita patronal, vos despedís obreros qué quilombo se va a armar", "se va a acabar la dictadura patronal". Al pasar por el sector de producción, muchas obreras y obreros se asomaban por las ventanas y algunos golpeaban las rejas al ritmo de las canciones, mientras saludaban a sus compañeras despedidas y delegados suspendidos, en otro hecho emotivo del acto. Así, después de dos horas se dio por terminado este importantísimo acto obrero y popular, que por sus características es un hecho casi inédito en fábricas del Gran Buenos Aires, donde desde el acto que se hizo hace tres años en las puertas de Terrabusi no había habido otro igual. LIBERTAD A CASTELLS Y TODOS LOS PRESOS POLÍTICOS NO AL DESALOJO DE ZANON CASTIGO A LOS ASESINOS DE AVELLANEDA Y DEL 19 Y 20 DE DICIEMBRE