Jueves 29 de julio de 2004

A un año de impunidad castigo a salmo y a todos los policías de gatillo fácil

Carla Lacorte fue baleada por el oficial Salmo de la Comisaría 6ª de Ezpeleta el día 1 de junio de 2001, "confundida" con una campana le tiraron por la espalda en un asalto al Mc Donalds en Mitre y 25 de Mayo de Quilmes, donde los agentes del civil de la tenebrosa bonaerense para defender la propiedad de $300 de la cadena de comidas yanqui. Desde ese día Carla quedó parapléjica. Con la consigna A un año de impunidad castigo a Salmo y a todos los policías de gatillo fácil, el pasado 14 de junio se realizó una marcha y un acto convocada por el CeProDH y los familiares de Carla, desde la estación de Quilmes hasta los Tribunales con la participación de más de 200 personas, entre ellas la Asamblea Popular de Quilmes, HIJOS zona Sur, amigos y vecinos de Carla, Agrupación Docente Desde el Pie de Quilmes, docentes de la seccional SUTEBA Quilmes y contamos con la adhesión del MTD Alte. Brown y Lanús. Al grito de "justicia para Carla" y "atención, atención, no es un policía, es toda la institución", cuando se quiso ingresar para exigirle explicaciones al juez de la causa, la policía cerró las puertas del tribunal con una custodia con escudos y cascos para impedir el acceso de los manifestantes, inclusive de Carla en su silla de ruedas. Ante la indignación y el forcejeo de los presentes que gritábamos "asesinos", tuvieron que ceder la entrada a una delegación de familiares y abogados de Carla, entre ellos Rubén Tripi del CeProDH y concejales de Quilmes. El juez Nolfi recibió a la delegación y dijo que se iba a ocupar personalmente del caso, que hasta el momento está en manos del Fiscal Pelayo, que viene encubriendo a Salmo, que sigue en funciones, y sus cómplices, dado que recién después de un año del hecho, llamó a declarar a Salmo por "lesiones culposas" cuando fue claramente un intento de homicidio que ha dejado lesiones gravísimas en Carla. Luego de la entrevista se marchó por la peatonal de Quilmes, difundiendo y denunciando este hecho ante toda la comunidad quilmeña. Seguimos exigiendo la cárcel para Salmo y para los todos asesino de gatillo fácil.