Jueves 16 de octubre de 2008

EL GOBIERNO "DE LOS DERECHOS HUMANOS" NIEGA EL ASILO POLÍTICO

Corre riesgo la vida de presos políticos paraguayos

Parece un chiste de mal gusto, pero luego de dos meses de huelga de hambre, que continúan a pesar de su desesperante estado de salud, el gobierno nacional les acaba de negar el derecho de asilo a los seis campesinos paraguayos, dirigentes de la agrupación paraguaya Patria Libre, presos políticos encarcelados en el Penal de Marcos Paz.
Parece un chiste de mal gusto, pero luego de dos meses de huelga de hambre, que continúan a pesar de su desesperante estado de salud, el gobierno nacional les acaba de negar el derecho de asilo a los seis campesinos paraguayos, dirigentes de la agrupación paraguaya Patria Libre, presos políticos encarcelados en el Penal de Marcos Paz. La decisión, instrumentada por el Ministro del Interior Florencio Randazzo, fue tomada el pasado viernes 10 de octubre, en respuesta al insistente reclamo de libertad y asilo político. El propio Secretario de Derechos Humanos, Eduardo Luis Duhalde, fue quien dictó un despacho recomendando la negación del refugio. Así, el gobierno nacional continúa cercenando las libertades democráticas, alineándose con la “doctrina Bush”. {{Un verdadero decálogo de humillación}} Estos compañeros paraguayos llegaron a la Argentina hace más de dos años en busca de refugio, ya que estaban siendo perseguidos en su país por el gobierno de Nicanor Duarte Frutos. Están acusados, sin pruebas, del asesinato de Cecilia Cubas, la hija del ex presidente Raúl Cubas Grau, en lo que es a todas luces una verdadera “cama”. Se suponía que en el país del reinado de los derechos humanos, gobernado en ese entonces por el autodenominado “hijo de las madres de Plaza de Mayo”, un derecho elemental para todo perseguido político les iba a ser otorgado. Pero no, fiel al doble discurso kirchnerista, terminaron tras las rejas y desde el 2 de mayo de 2006 están recluidos en el Penal de Marcos Paz, la misma prisión en la que se encuentran genocidas como Miguel Etchecolatz. Las penurias que han pasado Agustín Acosta; Roque Rodríguez: Gustavo Lezcano: Simeón Bordón; Basiliano Cardozo y Arístides Vera constituyen un verdadero decálogo de humillación y persecución. Queda claro en el operativo mediante el cual los detienen: “el CEPARE (Comité de Elegibilidad Para Refugiados) cita para el día 2 de mayo a dos de los solicitantes de asilo, quienes concurrieron acompañados por otro compañero. Ingresa la policía con una orden de INTERPOL y arrestan a los tres ciudadanos paraguayos, dentro de la misma sede gubernamental. A otros dos los detienen en una humilde casa particular, en Florencio Varela . Con golpes e insultos, teniéndolos más de dos horas en el piso a patada va patada viene. Al sexto lo arrestan cerca de su lugar de trabajo, a cientos de kilómetros, en una operación sobreactuada, con helicópteros y presencia del canal noticiero Crónica TV. Fueron remitidos a la cárcel de Villa Devoto. Pocos meses después fueron alojados en la cárcel de Marcos Paz” (denuncia de la Liga Argentina por los Derechos del Hombre). La Ley Antiterrorista y los presos políticos A partir de allí, todo fueron chicanas judiciales y cárcel. Como hemos venido denunciando, el gobierno de Kirchner hizo votar poco antes de terminar su mandato, a pedido expreso de Bush y el imperialismo yanqui, la ley Antiterrorista, que entre otras cuestiones impide otorgar el “status” de refugiado político a los supuestos “terroristas”. Algunos destacan a la Argentina por su tradición en el otorgamiento de refugio a los perseguidos políticos. El kirchnerismo se queda ahora con un triste pergamino. Hace rato que se ha corrido el velo y poco queda de los estrepitosos discursos alusivos a los derechos humanos y a los compañeros desaparecidos. Jorge Julio López continúa desaparecido, el aparato represivo de la dictadura impune, y el kirchnerismo sigue dando cátedra en materia de persecución a luchadores obreros y populares: a los compañeros paraguayos detenidos debemos sumarle los trabajadores presos en Las Heras, los portuarios detenidos por una causa armada, los casos de ‘Gallega’ López, José Villalba y militantes chilenos presos en Neuquén. El de Néstor Kirchner ha sido el gobierno con mayor cantidad de presos políticos y con un aumento exponencial de procesados por luchar. Desde el CeProDH exigimos al gobierno y a la Justicia el inmediato otorgamiento de refugio a los seis compañeros paraguayos, cuya vida está en serio peligro debido a la extensa huelga de hambre que están realizando. Y exigimos la libertad y el desprocesamiento de todas y todos los presos y procesados por luchar.