Martes 3 de junio de 2008

MARCHA CON CARLA LACORTE EN QUILMES

“QUE NO HAYA IMPUNIDAD EN NINGUN CASO DE REPRESION”

Más de doscientas personas se movilizaron el lunes 2 de junio por las calles del centro de Quilmes al cumplirse siete años de los hechos en los que Carla Lacorte fuera baleada por el ex oficial de la policía bonaerense José Salmo. Vale recordar que Salmo fue absuelto de culpa y cargo en noviembre del 2004 por el tribunal oral 3 de Quilmes en un fallo escandaloso que avalaba el gatillo fácil policial y que hace dos meses, y tras años de lucha, la sala 3 de la cámara de casación penal de La Plata lo condenó por lesiones gravísimas con dolo.
Más de doscientas personas se movilizaron el lunes 2 de junio por las calles del centro de Quilmes al cumplirse siete años de los hechos en los que Carla Lacorte fuera baleada por el ex oficial de la policía bonaerense José Salmo. Al grito de “yo sabía, yo sabía que a los pibes los mata la policía” la marcha arrancó de la esquina de Mitre y Brandsen, el lugar en el que la compañera cayó herida, y se dirigió hasta la Estación de Quilmes. En la cabecera se destacaban varios familiares de víctimas del gatillo fácil y de torturas en las comisarías como, entre otros, Liliana Cerviño, las madres de los chicos asesinados en la comisaría primera de Quilmes, Eugenia Viera, la madre de Agustín Ramírez (asesinado hace veinte años), Cristina Cabib (de la Comisión de Homenaje a las Madres de Plaza de Mayo de Quilmes), los compañeros abogados Bonomi y Comas del CeProDH y una delegación de obreros de la textil Mafissa que siguen luchando por sus puestos de trabajo y el desprocesamiento de los compañeros encausados por luchar. También estaban presentes miembros de la Junta Interna del INDEC, ferroviarios de la Lista Bordó, obreros metalúrgicos, textiles y docentes, así como los centros de estudiantes de Bellas Artes de La Plata y de Quilmes, de la Escuela Normal, la agrupación estudiantil En Clave Roja del IUNA y la UNQUI, organizaciones políticas como el PO y el PTS y decenas de vecinos solidarios. Vale recordar que Salmo fue absuelto de culpa y cargo en noviembre del 2004 por el tribunal oral 3 de Quilmes en un fallo escandaloso que avalaba el gatillo fácil policial y que hace dos meses, y tras años de lucha, la sala 3 de la cámara de casación penal de La Plata lo condenó por lesiones gravísimas con dolo. Lo inquietante es que la causa volvió a los mismos tribunales quilmeños que lo absolvieron para que establezcan los años de condena. Al mismo tiempo la defensa del ex uniformado apeló el caso en la suprema corte bonaerense. Al finalizar la marcha en la estación de Quilmes se llevó adelante un acto en el que Carla Lacorte planteó: “nosotros pedíamos que condenaran a Salmo por tentativa de homicidio porque me tiró a matar, pero la justicia lo negó. Mientras tanto un trabajador de Casino está imputado con ese cargo por defenderse en una brutal represión. Este es un ejemplo claro de cómo actúa la justicia al servicio de los patrones y los represores. En mi causa, a pesar de todo, logramos un avance y ese avance es producto de la lucha que venimos dando con ustedes durante todos estos años. Por eso creo que tenemos que aprovechar este empujón para que no haya impunidad en ningún caso de represión policial y seguir peleando juntos también para enfrentar la represión y los procesamientos que afrontan los trabajadores cuando salen a luchar como vimos el año pasado con Carlos Fuentealba o como vemos ahora con los procesamientos de los compañeros de Mafissa y el Casino. Por eso, y porque Julio López continúa desaparecido, hoy más que nunca, si nos tocan a uno nos tocan a todos”.