Martes 23 de junio de 1998

Perpetua a Videla y a todos los genocidas

Videla se tiene que pudrir en una cárcel civil no sólo por haber ordenado el secuestro de centenares de pibes, sino por haber comandado el secuestro, la tortura y el asesinato de miles de luchadores obreros y populares. Menem ya lo indultó en 1990. Ahora tenemos que impedir que lo salven otra vez los jueces cómplices, el gobierno o la oposición de la Alianza responsable del Punto Final y la Obediencia Debida. CONTRA LAS MANIOBRAS: MILES EN LAS CALLES Videla puede ser carne de maniobras de distintos sectores del gobierno, los militares y/o la justicia. Su suerte dependería de un Poder Judicial que ya demostró de sobra su compromiso con la impunidad de asesinos y corruptos y además está compuesto por más de 400 jueces que juraron fidelidad a las actas del Proceso de Videla. Tenemos que declararnos en alerta y movilización permanentes para evitar la liberación de Videla en los próximos días, meses o años, y luchar por su perpetua y la de todos los genocidas. Y eso lo vamos a garantizar sólo siendo miles en las calles. Organizándonos en lugares de trabajo, colegios, facultades, barrios para que no sea impune una eventual liberación de ese para hacer actos, movilizaciones, pintadas, etc.. Reclamando que las organizaciones obreras, en primer lugar las que se pronunciaron por el castigo a los culpables como la CTA y el MTA, convoquen a los trabajadores para que impidan con sus tradicionales métodos de lucha que el jefe de sus verdugos, Videla, sea beneficiado una vez más por los "pacificadores" y "reconciliadores" del PJ y la Alianza, y a luchar por el castigo de todos los genocidas de ayer, que son los represores de hoy. Se torna imprescindible poner en pie un Frente de Lucha unitario, democrático y participativo, junto a los Hijos que protagonizan los escraches a los genocidas, las Madres que no bajan sus banderas y todas aquellas organizaciones que quieran luchar hasta el final por estos objetivos. QUE EL "SAPO" SE LO COMA MORENO OCAMPO Y SUS AMIGOS El ex fiscal Moreno Ocampo salió a decir que nos teníamos que "comer el sapo" de la supuesta "ilegalidad" de la detención de Videla porque "ya fue juzgado" por los delitos de apropiación de chicos en 1985..., dándole letra a los fiscales y los mismísimos defensores de los milicos. Que los sapos de la impunidad a los que no tenían empacho en picanear a mujeres embarazadas y en tirar a personas vivas al Río de La Plata, se los coman él y sus amigos. Mal que le pese a este abogado estrella del radicalismo y el Frepaso: No olvidamos, no perdonamos, no nos reconciliamos. El 75 por ciento de la población, según las últimas encuestas, se pronunció por el juicio y CASTIGO a todos los culpables. La lucha por la anulación del Punto Final, la Obediencia Debida y los Indultos está más vigente que nunca, pese a la "derogación" que consensuaron oficialistas y opositores en el Congreso el 24 de marzo para ratificar la impunidad a los genocidas. No puede haber leyes, decretos ni "cosas juzgadas" que impidan que se haga Justicia. ¡Basta de impunidad! ¡Castigo a todos los genocidas y sus cómplices! HAGAMOS CIENTOS DE COMITÉS CONTRA LA REPRESIÓN Y LA IMPUNIDAD Una eventual liberación de Videla no puede quedar impune. Tampoco un traslado a una "prisión" de alguna fuerza armada para que sus pares lo atiendan como a un rey, y menos que menos a una "detención domiciliaria". Es el peor reo que tenemos en la Argentina y debe ser tratado como tal, al igual que los miles de asesinos y torturadores que hoy siguen libres y ocupando cargos en las fuerzas armadas y de seguridad estatales y privadas. Ni los jueces, ni el gobierno, ni los políticos del Congreso quieren esto. ¡Tenemos que ser miles en las calles! ¡No bajemos la guardia ni por un minuto! Convocamos a todos los estudiantes y trabajadores que no quieran permanecer pasivos ante las maniobras de los que quieren salvar a los milicos genocidas, a participar activamente de los Comités Contra la Represión y la Impunidad para luchar hasta el final por la PERPETUA A VIDELA Y A TODOS LOS GENOCIDAS. Desde ya, el Centro de Profesionales por los Derechos Humanos pone las dependencias de todas sus filiales a disposición de esta gran lucha.