Miércoles 6 de julio de 2005

La justicia salvó a los responsables de la masacre de Avellaneda

El fiscal Bernardo Schell acaba de salvar escandalosamente a los principales responsables materiales e ideológicos de los asesinatos del Puente Pueyrredon: Duhalde, Atanasof, Ruckauf, Solá y toda la cofradía que planificó la masacre. Casualmente este alevoso encubrimiento se da en el marco de la disputa electoral que cruza al PJ y busca evitar que el repudio masivo a estos personajes se exprese en las calles. Una vez más la justicia (ese poder independiente del que tanto se jacta Kirchner) se puso al servicio de estado y sus funcionarios. Esta justicia que ya les había dado la gracia de considerarlos testigos y no imputados con grados de responsabilidad y que sigue escondiendo el contenido de los archivos de la SIDE. La misma justicia que en mi caso y en el de la mayoría de los casos de gatillo fácil ha dejado impunes a los policías asesinos. Desde el CeProDH llamamos a movilizarnos este jueves a las 10:30 desde la Estación de Banfield a los Tribunales de Lomas de Zamora, adhiriendo a la convocatoria de los compañeros del Frente Darío Santillán y los familiares. Exigimos cárcel a Duhalde y todos los responsables de la masacre de Avellaneda y denunciamos la política del gobierno nacional y la justicia de salvar a los asesinos y encarcelar luchadores. Carla Lacorte (víctima de gatillo fácil) CeProDH