Miércoles 8 de octubre de 2008

JUICIO A 8 GENOCIDAS EN NEUQUEN – 15 DE SEPTIEMBRE

Crónica del Juicio: Cuando se trata de mujeres el genocidio incluye la violencia sexual - Siguen siendo las victimas las que identifican a los genocidas - Ante la movilización en las calles los genocidas se esconden

Estas nuevas jornadas del juicio que se realiza a 8 genocidas de la Zona del Alto Valle de Río Negro y Neuquén, al igual que en las anteriores oportunidades en que han declarado sobrevivientes de los centros clandestinos de detención, están cargadas por la experiencia que traen quienes “han atravesado la muerte” como dijera Adriana Calvo, y relatan la tortura que sufrieron, el secuestro, la desaparición en vida y la aparición para contar sus verdades.

  • Lucca, Brasseur y Lopez (Fuente: Diario Rio Negro Online)

1 / 1

15 de septiembre: Nueva Jornada de Juicio

Cuando se trata de mujeres, el genocidio incluye la violencia sexual

Estas nuevas jornadas del juicio que se realiza a 8 genocidas de la Zona del Alto Valle de Río Negro y Neuquén, al igual que en las anteriores oportunidades en que han declarado sobrevivientes de los centros clandestinos de detención, están cargadas por la experiencia que traen quienes “han atravesado la muerte” como dijera Adriana Calvo, y relatan la tortura que sufrieron, el secuestro, la desaparición en vida y la aparición para contar sus verdades.

Pero esta jornada de lunes tuvo una particularidad, declararon víctimas que son en su totalidad mujeres, las primeras mujeres ex detenidas desaparecidas de “ La Escuelita ” que declaran en el juicio. Por la mañana declararon tres compañeras, docentes de la Provincia de Entre Ríos, que en aquella provincia habían sido militantes de la Juventud Peronista , quienes dieron cuenta de las torturas de las que fueron víctimas al ser secuestradas. Marta Inés Brasseur dijo: “…al otro día fui sacada, atravesando un piso de tierra y llevada a otro lugar tipo galpón, se me acostó desnuda en un elástico, me tiraron agua y comenzaron un interrogatorio y comenzaron a aplicarme picana eléctrica, en la sien, en la encías, en los órganos genitales y en los pies y me preguntaban cosas que tenían que ver con mis actividades político sindicales en Paraná (…) Esos que se hacían los buenos (de la guardia) cuando podían nos manoseaban, era un abuso sexual…”. A las torturas físicas y psíquicas que sufrieron todos/as los/las ex detenidos desaparecidos, a ellas les agregaron las torturas de contenido sexual, el abuso sexual, la violencia ligada indisolublemente a su sexualidad. Graciela Inés Lopez dijo: “Un día los guardias me sacan y juegan alrededor de mi y yo digo dios mío esto es una violación, juegan alrededor mío y me llevan a otra cama, y el muchacho este que era de Mendoza, me dijo flaca te violaron y le dije no por suerte no.”

Desde el CeProDH, entendemos que la violencia sexual y las violaciones hacia las mujeres es un delito particular que debe llamarse por su nombre y agregarse a las imputaciones. Que al igual que la tortura son constitutivas del delito de genocidio. Este enfoque no se puede pasar por alto ya que muchas veces pareciera ser que a criterio de los tribunales, la violencia sexual y las violaciones están incluidas en la tortura, o son una cuestión menor o accesoria, tan es así que a pesar de los múltiples testimonios que dan cuenta de estos delitos aberrantes hacia las mujeres -que formaron parte del genocidio-, no hay a la fecha ninguna condena que contemple la violencia sexual y/o violaciones que padecieron las detenidas desaparecidas.

Siguen siendo nuestras compañeras y compañeros los que identifican a los genocidas

En horas de la tarde, declaró compañera, Marta Rosa De Cea, quien fue secuestrada de su casa en Cinco Saltos y llevada a “ La Escuelita ” donde fue torturada. Marta pertenecía al sindicato no docente de la universidad y estaba en la juventud peronista, y había sido dejada cesante en la Universidad en la intervención del integrante de la Triple A Remus Tetu.
Marta fue contundente al reconocer a uno de los torturadores por su voz, por la forma en que le preguntaba y por la familiaridad con la que la trataba en medio de la tortura: ni mas ni menos que el genocida Raúl Guglielminetti, integrante de los grupos de tareas, infiltrado en el Choconazo y en la Universidad e integrante de la Triple A. Nuevamente son nuestros compañeras/os quienes aun estando vendados y bajo tortura, deben reconocer por circunstancias tales como la voz a sus verdugos. Así fue el caso del compañero Jorge Julio Lopez que reconoció a Etchecolatz de la misma forma. Ello porque el gobierno nacional no abre los archivos de la dictadura, en los que consta el rol que tuvo cada represor en la maquinaria genocida.
Paradójicamente Guglielminetti no esta siendo juzgado en este juicio, consecuencia de la política de juzgar a algunos genocidas por algunos casos, que alienta la impunidad. Tan es así que Guglielminetti, ni siquiera fue indagado por el caso de Marta De Cea en el tramo que investiga el Juez de Instrucción Labate, y fue recientemente procesado por el mismo juez solo por tres casos!!! Se da la paradoja increíble que muchas victimas deben declarar en este juicio como testigos sin que su caso sea tratado en este juicio, cuando son los mismos genocidas y torturadores.

Ante la movilización en las calles: los genocidas se esconden

Ante la movilización que se convoca desde los estudiantes secundarios y universitarios para este martes 16 de septiembre, al cumplirse un nuevo aniversario de la “Noche de los Lápices”, con la anuencia del Tribunal ninguno de los genocidas va a estar presente mañana, ya que así lo pidieron sus defensores.
Esta evidente huída de los genocidas ante la movilización en las calles que exige cárcel común y perpetúa, es una muestra concreta que este juicio -pese a sus limitaciones que ya hemos señalado- se ha logrado gracias a 32 años de lucha y no por concesión de ningún gobierno y reafirma la necesidad de seguir movilizándonos hasta verlos a todos condenados y exigiendo la aparición con vida de Jorge Julio Lopez, como se hará este jueves al cumplirse 2 años de su desaparición.

CARCEL COMUN Y PERPETUA POR GENOCIDIO A TODOS LOS MILICOS Y PARTICIPES CIVILES
APERTURA DE LOS ARCHIVOS DE LA DICTADURA
APARICION CON VIDA DE JORGE JULIO LOPEZ

Escríbanos a ceprodhnqn@yahoo.com.ar o comuníquese al Tel. 4426683o al 154121308